Blog General

Protege tu Fe

Hola cómo estás? Sabes nuestro PROPÓSITO en TANTUM EV es EDIFICAR LA IGLESIA, que llegues a nuevos niveles y lo que vas a leer no solo protegerá tu FE, también protegerá tus SUEÑOS.

Creo que dentro de lo más difícil en la fe es saber que Jesus NO te prometió un viaje sin tormentas o una vida sin batallas, pero SI te prometió estar contigo y que llegarías a tu destino.

“JESÚS NO te prometió un viaje sin tormentas, PERO SI PROMETIÓ ESTAR CONTIGO”

La fe y los sueños son fáciles de gestar, pero difíciles de cuidar. Has visto que es más fácil empezar a creer, que seguir creyendo, es más fácil empezar un nuevo proyecto o una nueva relación que continuar con la que tienes.

Y por eso hoy vamos a hablar de cómo seguir creyendo y seguir avanzando en ese sueño que ya empezaste.

«Al atardecer, Jesús dijo a sus discípulos: «Crucemos al otro lado del lago». Así que dejaron a las multitudes y salieron con Jesús en la barca (aunque otras barcas los siguieron). Pronto se desató una tormenta feroz y olas violentas entraban en la barca, la cual empezó a llenarse de agua. Jesús estaba dormido en la parte posterior de la barca, con la cabeza recostada en una almohada. Los discípulos lo despertaron: «¡Maestro! ¿No te importa que nos ahoguemos?», gritaron. Cuando Jesús se despertó, reprendió al viento y dijo a las olas: «¡Silencio! ¡Cálmense!». De repente, el viento se detuvo y hubo una gran calma. Luego él les preguntó: «¿Por qué tienen miedo? ¿Todavía no tienen fe?». Los discípulos estaban completamente aterrados. «¿Quién es este hombre? —se preguntaban unos a otros—. ¡Hasta el viento y las olas lo obedecen!»
 Marcos 4:35-41 NTV 

PON TU FE EN EL LUGAR ADECUADO

La mejor forma de proteger tu fe, es poner tu fe en el lugar adecuado. Pon tu fe en sus promesas, no en tus circunstancias

La mayoría de los discípulos eran pescadores y ellos sabían que en esos lagos las tormentas inesperadas eran algo normal.

Pero ellos estaban asumiendo: Si Jesús está aquí no hay tormentas, no hay dolor, no hay problemas, cuando el no había prometido un viaje sin tormentas, el prometió que llegarían al otro lado.

«Al atardecer, Jesús dijo a sus discípulos: «Crucemos al otro lado del lago»
 Marcos 4:35 NTV 

Cuando depositas tu FE en Jesús, no precisamente estás iniciando un viaje de color rosa, sin problemas o enfermedades. Pero si empiezas a enfrentar esas circunstancias de una forma forma diferente, porque le empiezas a meter más fe a sus promesas que a lo que te sucede.

“tienes una promesa mayor a tu favor”

Entonces esas tormenta no te vence y esa enfermedad no te mata, porque eres consciente que tienes una promesa mayor a tu favor. Vive por esa palabra que tu Papá Celestial dicto en el cielo y se cumplirá en la tierra.

CONVIERTE TU QUEJA EN CLAMOR

Y sucede que cuando empiezas a depositar tu fe en el lugar adecuado, nace en ti la capacidad de convertir cada mala temporada no en una queja sino en un clamor

La queja tiene el poder de matar, la fe, los sueños y las relaciones, pero el clamor tienes el poder de revivir la fe, los sueños y las relaciones.

“LA QUEJA TIENE EL PODER DE MATAR, PERO EL CLAMOR TIENE EL PODER DE RESUCITAR”

Por eso mismo debes aprende a convertir tus quejas en clamores.

Porque la queja tiene el poder de asesinar, pero el clamor tiene el poder de silenciar las tormentas.

«Los discípulos fueron a despertarlo: «¡Maestro! ¡Maestro! ¡Nos vamos a ahogar!», gritaron. Cuando Jesús se despertó, reprendió al viento y a las tempestuosas olas. De repente la tormenta se detuvo, y todo quedó en calma.»
 Lucas 8:24 NTV 

Un clamor les salvo la vida, un clamor puede cambiar una circunstancia, tú vida no necesita más quejas, necesita nuevos clamores.

«¡Socorro, SEÑOR!», clamaron en medio de su dificultad, y él los salvó de su aflicción. Calmó la tormenta hasta convertirla en un susurro y aquietó las olas.»
 Salmos 107:28-29 NTV 

Porque al final transformar la queja en un clamor no solo protegerá tu Fe, también protegerá tu Futuro.

TU CLAMOR ESCRIBE UNA NUEVA HISTORIA

«Los sabios tomarán todo muy en serio; verán en nuestra historia el fiel amor del SEÑOR.»
 Salmos 107:43 NTV 

El clamor que protegió tu Fe, es el clamor que protegerá la Fe de otros. El clamor en esa barca no solo salvo a los discípulos, salvo a los miles que creyeron a través de ellos.

Por eso mismo protege tu fe y protege tus sueño, porque no fueron hechos solo para bendecirte a ti, fueron hechos para bendecir a muchos.

Porque aún sin saber tú Fe y tus sueños cumplidos inspirarán a más soñadores, y demostrará a muchos el Dios que tienes, un Dios fiel y Justo.

Mi mayor deseo es que este post haya bendecido tu vida, fortalecido tu fe y revivido tus sueño, si ha sido así no dudes hacérnoslo saber a través de un comentario o compartiendo esta publicación.

Te amamos nos vemos en la próxima…

A %d blogueros les gusta esto: